Colegio Médico alista paro de 72 horas con apoyo de varios sectores

El rompimiento del diálogo caló hondo en ambas partes, por lo que si no hay mediaciones, el paro de actividades puede continuar. En el sector gubernamental piensan que la medida tiene tinte político.

El paro médico de 48 horas, que concluye hoy en todo el país, no será la última medida que adopte el Colegio Médico de Bolivia para presionar al Gobierno, pues sus dirigentes ya alistan otro paro de actividades, de 72 horas, para los próximos miércoles, jueves y viernes.

Esta vez, los galenos esperan el apoyo de vecinos, maestros y universidades para presionar aún más a las autoridades nacionales, a fin de que atienda sus demandas. El primer día de paro fue acatado a medias por los médicos de La Paz y otras regiones; sin embargo, en Santa Cruz fue contundente. Para hoy se espera que a la medida se sumen todos los sectores médicos a fin de masificar la protesta.

“El paro no fue contundente este jueves, pero el viernes lo será, porque se va a convocar a todos los dirigentes, aunque sabemos que el médico no puede parar. Ya estamos planificando el paro de 72 horas de la próxima semana.

Para ello, estamos hablando con las universidades, con los maestros y con las juntas vecinales. Tenemos que resolver las necesidades y dejar en evidencia la conducta mitómana de la ministra de Salud (Gabriela Montaño) y del propio Gobierno”, expresó el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea. El dirigente cuestionó la actitud de la ministra, cuando el miércoles intentó involucrar al representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Alfonso Tenorio, y a la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) en la reunión, a pesar de que en la convocatoria no aparecían.

“La COB no figuraba como invitada, tampoco sabíamos que ellos habían invitado a la OPS. ¿Cómo quieren que estemos en reuniones donde están sus brazos operativos? La COB del año 80 no puede compararse con la actual. Antes era un organismo que defendía a la clase trabajadora, al pueblo, pero ahora es una clase sumisa al poder”, manifestó. El galeno recordó que la lucha de los médicos es por la falta de ítems, de insumos médicos y de equipos, los cuales fueron comprometidos por el Gobierno a través de convenios con el sector. Además, fustigó que los profesionales del sector público no estén amparados por la Ley General del Trabajo y que no se respete su derecho adquirido.

Cuestionan el paro

El ministro de Comunicación, Manuel Canelas, criticó el paro médico al señalar que la medida solo perjudica a los pacientes. A decir de Canelas, los médicos no cuidan los intereses que dicen proteger, y el paro “no es el camino” para buscar solución a los problemas, por lo que reiteró al sector a que vuelvan a la mesa de diálogo, como ha planteado la ministra de Salud.

El presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, también lanzó duras críticas al paro médico y lamentó que los galenos no sean los artífices de aplicar el Sistema Único de Salud. “No entendemos este paro; creo que tiene tinte político. Los médicos deberían actuar en función a su profesión”, agregó Borda, a lo que Larrea le respondió que las autoridades del Gobierno creen que son los únicos que tienen que hacer política en el país. “Son ellos los que no respetan la Constitución (refiriéndose a los resultados del Referendo del 21-F de 2016). Que ellos nos digan qué respetan y luego recién que nos cuestionen”, expresó.

A más usuarios, más ítems

Erwin Viruez, presidente del Colegio Médico de Bolivia, no ocultó su molestia por el hecho de que la ministra Montaño “generó un escenario de confrontación y de un manejo político”, al llevar a la reunión del miércoles a sus aliados políticos, es decir, la COB, la OPS y otros actores. “Fue una actitud soberbia de la ministra, a la cual exigíamos respuesta a la implementación del SUS, con los 2.900 ítems del personal.

Estos ítems que dice que va a dar, eran los que ya venían trabajando con la ley 475, o sea, no son de nueva creación. Ahora, al implementar el SUS, han ingresado cinco millones de usuarios y alegremente la ministra dice: ‘estamos dando 2.900 ítems’… Cualquier ser humano que tenga una neurona pensando sabrá que, si se trabajaba con 2.900 cargos en el anterior sistema, ahora, al sumar cinco millones de usuarios, se necesitarán más profesionales”, expresó Viruez. Pacientes que asistieron ayer a los policlínicos de la ciudad de La Paz expresaron su molestia por el perjuicio del paro.

“Vine a las cuatro de la mañana con mi hijo enfermo y no hay atención; no sé qué hacer”, dijo Milenka Cortez, en el policlínico de la CNS de la plaza Murillo. El viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, confía en retomar pronto las reuniones. “Esperamos la voluntad de los médicos”, manifestó la autoridad.

Fuente: EL DEBER

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *